El ocaso del miedo.


 

El ocaso del miedo

Lo siento, pero ya no tengo más miedo.

Ya llevo toda mi vida asustado. Primero cuando me incrustásteis con 12 años ese chip del complejo de inferioridad tatuado a mi juventud, para que fuera aprendiendo que la vida era una mierda. Luego, cuando ya tenía suficiente edad para entender las “responsabilidades” que me endosabais por el simple hecho de ser humano -pagar por una casa, por un coche, una familia…-, me obligasteis a mercadear mi tiempo y mi trabajo. Da igual si en el paro, en trabajos precarios y cortos, o en largos y precarios. En otras palabras, me sometisteis a punta de pistola, a renunciar a mi vida para sobrevivir con vuestras migajas. A ser esclavo por petición expresa. Por mi bien.

Miedo todo el día. A que piensen que no puedo pagar, a no poder pagar, a que me despidan, a no encontrar trabajo, a no volver a trabajar, miedo a no cobrar, a que me quiten la paga, a que me abandonen, a quedarme sólo, a que me olviden, a que me muera. Miedo a sentir miedo.

El miedo te debilita, como una enfermedad lenta y alargada que te arruga, te encorva y te consume hasta la tumba. Te somete como una camisa de fuerza, que te recuerda que estás atado, a poco que muevas un dedo. El miedo nos convierte en seres inferiores, faltos de estima hacia nosotros o los demás. El temor en los ejércitos y en las guerras. De él se nutren, y es lo que tratan de sembrar. Qué otro aliciente puede alimentar a un ser humano que llega a disparar a quien jamás querría hacer daño.

El miedo te lleva a sospechar de quien te quiere, y a confiar de quien te roba. Somos incapaces de prestarle 100 Euros a un amigo que no puede pagar la letra del piso, y a la vez, en cambio nos tranquiliza donar el sueldo de nuestra vida a quienes menos falta les hace. A los mejores profesionales del robo. “Queremos ser tu banco”, “Su rentabilidad, en buenas manos”, “Depositanos tu confianza”, “Plazo fijo de credibilidad”, “Seguro entre amigos”… ¿Por qué tantas molestias en ganar nuestra estima?. ¿Qué clase de amigo tendría que poner carteles en la calle para convencerte de que le des toda tu confianza?.

Los medios de comunicación son realmente los “miedos” de comunicación. Poco espacio en ellos para la  noticia amable, para la sonrisa del niño que aprendió a leer, para el hombre que agradece que le rescataran en el rio inundado, o para la abuela que creó su propia página web para vender objetos de croché. Pocos titulares porque la buena prensa “no vende”. Y en eso tienen razón. ¿Qué fantasma de las finanzas querría financiarte un periódico que no diera miedo?. ¿Un periódico que relatara la poderosa bondad de nuestra especie?

Pero empieza el ocaso del miedo. El fin del eterno final anunciado. Los peces gordos se ahogan en su propio océano de mentiras y temores. Y llegará el día en que todo nuestro mundo estará libre de la tiranía del miedo.

Respira hondo y piénsalo detenidamente: vivir es la mejor evidencia de que podemos llegar a ser felices.

Anuncios

Acerca de Dudas Razonables
Blog de concienciación social y ciudadana

3 Responses to El ocaso del miedo.

  1. varín says:

    Ahh,,

    Magnífico,

    Gracias, as Always

    Abrazos

  2. Judhit says:

    Me has hecho reir.
    El miedo es criminal.Digamos que es el polo negativo en un cable de energía.No es fácil quitarlo porque tiene mucho de recuerdo ancestral a nivel celular.
    Dicen que no se recuerdan las reencarnaciones en caso de habeilas, pero joder como se queda el miedo pegado en el cuerpo desde los siglos de los siglos amen.
    El miedo es el muro de cemento particular en la vida de cada uno. Espero que en efecto logres divorciarte de el.
    Saludos

    • Dudas Razonables says:

      El fin del miedo está más cerca. Y nosotros viviremos para contarlo.

      Espirales, y mucha alegría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: