El fin de lo que nunca nadie vio.


 

image

Todos veremos el fin de lo que nunca nadie vio. Y sentiremos el comienzo de lo que nadie supo que sentiría. Las líneas rojas, negras y blancas darán igual ya. La cárcel en que han querido convertir nuestro cielo, terminará volviéndose su propia simulación inversa. Todos tendremos que autoinstalar nuestro propio botón ON. Y no habrá Pen-drives que nos ayuden, ni siquiera manuales para torpes. Será una búsqueda callada y progresiva, que nos unirá y nos hará fuertes y nuevos. Libres para escoger nuestra esclavitud o nuestro propio camino.

Señores clones. No hay ser más esclavo que quiencree poder imponer su obsesión los demás. Pensé que nunca diría esto, pero tengo la sensación de que al final, cuando pidais clemencia en un pequeñísimo rincón sin simular, me dareis pena. Sólo un poquito.

Y entonces os diré que NO.

Anuncios

Acerca de Dudas Razonables
Blog de concienciación social y ciudadana

4 Responses to El fin de lo que nunca nadie vio.

  1. Qué obvio se ha vuelto todo. Miras los cables, y ves como conducen. Miras las estelas químicas, y ves como conducen. Miras las direcciones, y todas se precisan para establecer un punto de referencia, y ese punto no es otra cosa que los seres vivos.

    Seres vivos que no contienen ninguna repetición, que nunca van en línea recta, que jamás han crecido ni siquiera en los túneles más estrechos como líneas apuntando hacía un lugar más allá de unos microsegundos, si cabe.

    Es tan obvio que se deshace. Se niega a si misma la simulación, y cuanto más simula, más se descalifica.

    Los carceleros haciendo vallas todos los días. Vallas atrapadas en el Mahlström de la decadencia, necesitando renovación masiva o ya no servirán para contener.

    Pequeños reptiles gastando los últimos cartuchos, esperanzados de poder evitar la fuga masiva, la definitiva, la que abandona la sistematicracía y alcanza lo imprevisible.

    No, la lucha no ha terminado. Pero las fisuras son ya más que suficientes para certificar el alcanzar lo desconocido, en vez de tener que revolcarse en lo repetitivo.

    ¿Te acuerdas de lo de los líderes del otro día? Pues habrá que añadir que sólo lo serían, si muestran lo que sólo ellos saben hacer una sola vez para liderar, y al terminar la exposición no volver a usarla para liderar nunca más. Una sola apariencia en ese sentido. Diez minutos de líder, o 3 minutos 28 segundos. Y tampoco importa cambiar de registro o de don. Una sola vez y punto. Con eso no sólo ha de bastar, sino que con eso no hará falta ninguna segunda vez.

    Yo he gastado esos diez minutos contigo, aquel día en la terraza. Lideré durante diez minutos.

    Y por eso es consistente y tuyo. No se repite.

    Duncandangos, y en forma de espiral…

    Miguel

  2. Dudas Razonables says:

    Y por eso es consciente y mio. Y jamás se repite.

    Duncandangos de Huelva, en forma de espiral… jejeje

    Dudas, tu amigo agradecido siempre.

  3. ¿Te acuerdas cuando estuvimos mirando esas imágenes en el mapa y nos preguntábamos por que nos dejaban ver eso y lo otro?

    http://sombrasbaul.wordpress.com/2012/01/04/el-joven-fotografo-zen-y-la-milpelos/

    Abrazos, espirales…

    Miguel

  4. Dudas Razonables says:

    Sí. Por cierto, impresionante el fotógrafo zen y la MilPelos. Aún me dura la indigestión hamburguesera.

    ¿Y si te digo que tengo las fotos que vimos, en una comparativa cronológica?. ¿Más flipante aún…?

    Abrazos, espirales…

    Dudas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: